COMO NO COCINAR UN RISOTTO

Me he propuesto cocinar un risotto: siendo español, soy fanático del arroz bien hecho. Siendo un maestro comprobado de la Paella con Mariscos y Arroz a la Valenciana (según han dicho mis amables invitados), me he propuesto como un objetivo para este mes conquistar otra receta de arroz popular mundialmente; El Risotto. Pero como buen chef amateur que le gusta su proceso de inspiración y respeta las respectivas curvas de aprendizaje gastronómicos, quiero compartir con ustedes (mis amables lectores) como no hacer un risotto. O mejor dicho, lo que debes de evitar cuando quieras cocinar un risotto digno de invitar amigos.

Dejar enfriar el caldo. Como estamos haciendo arroz, el risotto debe mantener una temperatura constante para que su cocción sea pareja. Normalmente hacemos el caldo con anterioridad y lo dejamos enfriar. Al usar caldo frío, rompemos la temperatura y el arroz quedará cocinada de una forma dispareja.

Revolver, revolver ó me olvidé de revolver. Como todo en la vida, hay que encontrar el equilibrio. Revolver mucho resultará en que entre mucho aire frío y el risotto quedará  “pastoso”, pero si no se revuelve el risotto, se pegará al fondo de la olla y se quemará. Personalmente estoy en este punto tratando de determinar cuánto es la cantidad correcta de “revolver”.

Ahogar el risotto. Error de principiante, echar todo el caldo al mismo tiempo. El risotto, como la vida,  trata de ir por etapas, una taza de caldo a la vez. La relación correcta es de  4 tazas de caldo por cada taza de arroz arborio.

Usar una olla muy grande. La olla no debe ser muy ancha, el arroz debe chocar entre si, así se suelta el almidón.

Cocinar las verduras y el arroz al mismo tiempo. Debes cocinar toda verdura aparte para luego colocarlo dentro de la olla o decorar el plato. La mezcla de texturas es mucho mejor así.

Usar alegremente el queso. ¿Queso? ¡Sí por favor! Mucho, pero siempre al final.

Ojalá esta entrada ayude a alguien a cocinar un risotto espectacular y me envíe una foto. Feliz lunes para todos.